¿Debemos replantearnos cómo compartimos nuestros mensajes?

Digital INK | Agencia especializada en Performance > Blog > Reflexiones > ¿Debemos replantearnos cómo compartimos nuestros mensajes?

En 2016 Snapchat nos mostró que su estilo de mensajes destinados a desaparecer, no solo llegó para quedarse sino también para transformar la forma en que usamos nuestras redes sociales, ya sea como usuarios o como marcas que buscan conectar con sus audiencias.

Estábamos acostumbrados a encontrar lo que queríamos cuando lo queríamos, pero con los mensajes efímeros las reglas del juego cambiaron:

Si no vimos una publicación mientras fue relevante, se nos fue para siempre.

Como consumidores de contenido, y si no queremos perdernos nada de lo que pasa en las redes sociales, surgen dos cosas para tener en cuenta:

1- Revisar nuestro timeline con más frecuencia. 

2- Ser más selectivo sobre a quiénes seguimos.

Además, todos los momentos de la vida tienen potencial para llegar a redes sociales hay una audiencia para cada tema.

Ahora, como generadores de contenido y sobre todo para las marcas, la cantidad de implicaciones en torno al uso de contenido efímero es mucho mayor.

Comencemos por entender un poco más a la audiencia:

  • 8 segundos, el tiempo de atención que le dan a los mensajes.
  • De 2 a 5, el número de pantallas que pueden estar atendiendo al mismo tiempo.
  • 90% de personas con móvil en Latam según cifras de Nielsen.

Juntemos eso con algunas cifras de redes sociales como los 150 y 300 millones de usuarios por día en Snapchat e Instagram respectivamente; o los más de mil millones de views diarios de historias efímeras en cada una de estas redes.

Adicional a esto, las principales redes sociales ya ofrecen una opción, bien sea en foto o video, para generar contenido inmediato, espontáneo y efímero.

Entonces si las condiciones están ahí para aprovecharlas, ¿todo el mundo debería volcarse hacia el contenido efímero? No necesariamente.

Más allá de entender cómo funciona este formato, hay que preguntarse cómo, dónde y cuándo hacer relevante el mensaje de mi marca.

También determinar si mi audiencia está lista para este tipo de mensaje y por último, que no todos el contenido debe desaparecer. Lo efímero está atado a la espontaneidad y su único objetivo debe ser buscar una conexión significativa por un corto período.

Si como marca estoy interesado en usar este tipo de formato debo comenzar aceptando que no es cosa de mantener una interacción constante de poca importancia, sino pequeños encuentros de gran valor para mi audiencia, esto es: menos oportunidades de contacto pero un mayor potencial de ser escuchado realmente.

Para incluir este formato de forma exitosa en nuestra estrategia de redes sociales 2017 entonces:

  • Debe ser relevante para la audiencia, algo que quieran y aprecien, más allá de lo que la marca sienta que debe decir.
  • Que se vea bien bien y asombre, no es cuestión de producir grandes piezas sino de saber explotar al máximo los recursos disponibles con mucha creatividad.
  • Si es divertido, tiene más oportunidades de ser memorable.

A lo largo del año este formato seguirá ganando popularidad entre usuarios y marcas, veremos grandes piezas y otras no tanto. Es la oportunidad de experimentar, encontrar el espacio y detonar esos momentos que realmente logren conectarnos de forma auténtica con nuestras comunidades en los canales sociales.

Carlos Ballesteros

Director Planeación Estratégica

One thought on “¿Debemos replantearnos cómo compartimos nuestros mensajes?

  • mme

    Qué buen artículo!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *